VER MÁS
Ver las novedades¡Aquí!
Modo sin conexión
The Gearzette
#FindAnywhere
10 PROPÓSITOS DE VIAJE PARA EL NUEVO AÑO

10 PROPÓSITOS DE VIAJE PARA EL NUEVO AÑO

- December 22, 2021

Mientras nos asomamos al nuevo año y empezamos a trazar los días de permiso, los calendarios de viaje y los destinos épicos, hemos pensado que es una buena idea fundamentar nuestros planes en algunos propósitos "reales". Creemos que éstos enriquecerán sus experiencias de viaje en 2022. ¿Algo que añadir a la lista?

© Adrian Van Water


1. 6 consejos para llevar tu fotografía de viajes al siguiente nivel 

Convierte esas felices instantáneas de las vacaciones en imágenes "reales". Hay varios cursos online y tutoriales de YouTube que podrías ver, pero dominar una habilidad básica en tu próxima salida es un gran punto de partida:

1. Endereza el horizonte

Un consejo muy sencillo que da para mucho. Mira el trabajo de cualquier fotógrafo profesional y te darás cuenta de que el horizonte siempre está 100% nivelado en sus imágenes.

2. Usa un filtro polarizador

Si inviertes en un solo filtro, que sea un filtro polarizador: Es el mejor amigo de los fotógrafos de viajes y de la vida salvaje, ya que elimina los reflejos, satura los azules y los verdes (haciendo que el cielo se vea mucho mejor) y da carácter a los retratos.

3. Cinco ángulos diferentes del mismo objeto

Si la luz es adecuada (las proverbiales horas de oro siempre mandan) y has encontrado una buena toma, trabájala. Y con eso queremos decir que lo fotografíes "saturado". Empieza haciendo la foto estándar que todo el mundo hace, y luego intenta encontrar al menos cinco ángulos diferentes: macro, abstracto, alto, bajo, a contraluz, etc.

4. Utiliza la luz

"La luz es tu herramienta más poderosa", dice el colaborador Bartek Kolaczkowski, fotógrafo profesional de automóviles y viajes. "Estudia la luz cada día y haz fotos en diferentes momentos del día (y de la noche para algunas tomas de astrofotografía)", dice.

5. Juega con las velocidades de obturación.

Esas fotos espectaculares en las que parece que la cascada o el río se mueven son más fáciles de hacer de lo que crees: Monta tu cámara en un trípode y experimenta con velocidades de obturación lentas y exposiciones largas. Una vez que las tengas dominadas, pásate a las estelas de las estrellas.

6. Enfoca los ojos

​Si estás fotografiando cualquier tipo de fauna, asegúrate de que el ojo del animal está enfocado. Esto crea un compromiso inmediato con el animal. (Bonus: esto también es válido para los retratos).

© Janik Alheit


2. Ve en solitario 

No tiene por qué ser un viaje largo y no tiene por qué estar lejos de casa, pero (y ten paciencia con la psicología aquí) en el mundo maníacamente conectado de hoy, todo el mundo puede beneficiarse de un viaje en solitario de vez en cuando. Además de poder hacer lo que quieras, en un solo viaje aprenderás a ser autosuficiente y a confiar en tus instintos, todo ello mientras adquieres una experiencia inestimable.

© Alex Strohl


3. Ve a donde no hay señal de móvil

Ya no es tan fácil (y, al salir de la red, siempre recomendamos algún tipo de dispositivo de comunicación por satélite de emergencia y una navegación por satélite adecuada), pero haz un viaje en el que estés totalmente libre de tu teléfono. Puede parecer una tontería leerlo (¡en tu teléfono!) ahora mismo, pero la verdadera desconexión tiene un efecto profundamente liberador en las personas. Significa que estarás más presente y conectado a la experiencia que tienes entre manos y te empujará a pensar en tus pies para resolver problemas.

© Olivia O'Prey


4. Más micro aventuras 

Somos grandes fans de la gran tendencia post-Covid de "más aventuras pequeñas". No siempre es posible tomarse semanas de vacaciones o tener los medios para viajar 1000 kilómetros. Eso no significa que haya que aplastar el espíritu aventurero, al contrario, ponte como reto al menos una micro aventura al mes y explora tu "patio trasero", esos destinos que están al alcance de un fin de semana. Te sorprenderá lo que vas a encontrar.

© Expedition Rove


5. ​Empieza esa lista 

'Debería haber metido eso en la maleta... podría haber dejado esto'. ¿Cuántas veces lo has dicho a mitad de un viaje? 'Tengo que acordarme de eso para la próxima vez'. Empieza a crear esa lista. Tanto si lo haces en un diario de viaje de moda como en una de las innumerables aplicaciones que existen, empieza a detallar esos pequeños artículos de equipo muy específicos que llevan el overlanding al siguiente nivel. Conocemos a viajeros que han perfeccionado sus listas a lo largo de los años y las han convertido en una especie de ciencia. Tienen listas específicas para cada tipo de aventura. Y no, ¡no las comparten! La razón: Lo que les funciona a ellos no necesariamente se adapta a tu estilo de viaje.

© Craig Rhodes-Harrison


6. Entonces, haz la maleta de forma inteligente 

Ahora que tu(s) lista(s) está(n) empezando a tomar forma, haz la maleta de forma más eficiente para tu próximo viaje. Comience la planificación y el embalaje antes haciendo uso de cosas como la caja de almacenamiento Wolf Pack Pro y el montaje para pala. Esos mismos overlanders con listas refinadas empacan y montan los mismos artículos de equipo en los mismos lugares para cada viaje, de esa manera nunca batallas para encontrar tu faro o taza de café.

© Justin Kauffman


7. Al menos un gran viaje de aventura-actividad 

Convierte al menos un viaje en una misión dedicada a la actividad de aventura este año. Conduce a algún lugar no con la idea de (sólo) conducir y explorar el hermoso paisaje, sino con el objetivo de lograr algo. Empaque la tabla de remo o el kayak y explore esa vía fluvial. En Sudáfrica, ve al Richtersveld, para pescar un pez amarillo de boca grande con equipo de pesca con mosca. El pez amarillo de boca grande (Labeobarbus kimberleyensis) es, sin duda, el objetivo autóctono de agua dulce con mosca más emblemático de Sudáfrica. Capturar uno debajo de un saliente de roca en un estanque profundo, rodeado de juncos, con las montañas rocosas de Richtersveld como telón de fondo; y luego ver cómo se aleja nadando con fuerza después de soltarlo, es algo trascendental.

© Benjamin Hardman


8. Prueba una temporada diferente 

​Haga un viaje a un destino habitual en una estación "inusual". Por ejemplo, en la mayor parte de África del Sur y del Este, la temporada alta de safaris ha coincidido tradicionalmente con la estación seca de invierno (aproximadamente de julio a octubre). La vieja sabiduría sostiene que es cuando el avistamiento de animales es "más fácil" debido a la falta de vegetación y a que los animales se reúnen en lo que queda de los abrevaderos. Sin embargo, la "estación verde", más húmeda, es algo especial. Para aquellos que estén dispuestos a salir de la "temporada alta", el número de visitantes del parque es bajo, lo que significa que las tarifas son más bajas y las experiencias de avistamiento de animales, más que normales. O si desea una escapada más tranquila a Jasper, Banff o Canmore, visite la temporada baja de las Rocosas, de septiembre a octubre, o entre mayo y junio.

© Alessandro Sgro


9. Compensa tu huella de carbono

​Según algunas estadísticas, el turismo es responsable de aproximadamente el 8% de las emisiones de carbono del mundo, lo que lo convierte en un importante contribuyente al cambio climático. La realidad es que cada vez que salimos a la carretera, viajamos en avión o generamos residuos, se están generando emisiones de carbono. Hay muchas maneras de minimizar la huella de carbono mientras se viaja y varios proyectos y organizaciones a través de los cuales se pueden compensar algunas de las emisiones. La forma más básica de empezar es plantando árboles.

© Craig Kolesky


10. Aprende una nueva habilidad 

Elige una nueva habilidad de conducción o de sobrecarga y trabaja para conseguirla. Por ejemplo, dar marcha atrás con un remolque (se trata de la dirección contraria), o tener confianza en la arena blanda:

1. ​Desinflar los neumáticos (1 barra en todo el recorrido es un buen punto de partida)

2. El impulso es la clave, sin ir demasiado rápido para perder el control. Quieres "flotar" sobre la arena o la superficie blanda.

3. Elige la marcha correcta. Hay dos escuelas de pensamiento: la gama baja y la gama alta. En términos generales, la segunda o tercera velocidad de la gama baja te dará suficiente impulso para las dunas reviradas o las pistas dobles suaves y arenosas. Si se trata de una carretera de arena en la que se puede viajar con seguridad a más de 35 km/h, la primera marcha de la gama alta es la indicada.

Siguiente
Previo